Otros aspectos de la reconstrucción mamaria (Mastectomía profiláctica)

La reconstrucción de la mama no altera la evolución de la enfermedad, es decir, no incrementa el riesgo de recaída del cáncer de mama, ni interfiere con el tratamiento de quimioterapia o radioterapia.

Reconstrucción mamaria y las revisiones del cáncer de mama

La reconstrucción mamaria tampoco interfiere con las pruebas que puedan ser necesarias en las revisiones tras los tratamientos.
Si tu mama ha sido reconstruida mediante implantes y tu cirujano te recomienda la realización de mamografías de control periódicas, deberás hacértelas en un centro radiológico con experiencia en el uso de técnicas radiológicas para prótesis e indicar que tienes una prótesis de mama.

La reconstrucción mamaria inmediata no retrasa ni interfiere la administración de quimioterapia. La radioterapia es igual de eficaz en las mamas reconstruidas que en las que no lo han sido. Sin embargo, las pacientes sometidas a una reconstrucción con implantes y que vayan a ser radiadas, es posible que sufran una contractura capsular severa (cicatrización) que modifique la forma y consistencia de la mama reconstruida. En ocasiones, puede ser preciso, tras la radioterapia retirar los implantes y realizar una reconstrucción con tejidos propios (reconstrucción autóloga). Si la mama ya ha sido tratada con radioterapia, o si se sospecha que se va a recibir radioterapia, se debe realizar una reconstrucción con tejidos propios, no con implantes.

¿DÓNDE PUEDO OBTENER MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA RECONSTRUCCIÓN MAMARIA?

A continuación te dejamos otras webs dónde podrás encontrar más información sobre la reconstrucción mamaria.